Home

Me llama mucho la atención, el ataque continuo y sin cuartel que los otros partidos políticos realizan al Podemos de Pablo Iglesias. Es curioso, porque a todos ellos se les llenaba la boca diciendo que eran partidos democráticos en contraposición a los grupos políticos de la izquierda vasca. Sin embargo, un verdadero demócrata no debería perder los estribos ante un nuevo partido que respete la legalidad. Es cierto que el partido Nazi también ganó elecciones libres, tampoco es garantía, pero en el caso de Podemos, se les quiere enterrar antes siquiera de que puedan demostrar de lo que son capaces de hacer.

Cuando los representantes de los principales partidos políticos niegan ser “casta” , lo cierto es que se hacen un flaco favor revolviéndose como animales acosados y buscando hasta el más mínimo resquicio para atacar a Pablo Iglesias o a cualquiera de los integrantes de Podemos. Con esto demuestran un claro sentido, no sé si de casta, pero desde luego si de gremio que no se pone de acuerdo en nada salvo cuando se trata de evitar que se les limiten sus privilegios o sus asientos. PP y PSOE no son capaces de sacar una ley conjunta de educación pero firman fácilmente una ley de transparencia lo suficientemente opaca para tapar lo que les interesa, ¡qué casualidad!

El ataque a Podemos a veces roza lo esperpéntico o lo ilegal, como en el caso de la impresentable Esperanza Aguirre que no duda en llamarles poco menos que etarras mientras ella nos demuestra el caciquil concepto que tiene de la justicia y de las normas. Además, hablan del partido de Iglesias con una suficiencia muy desagradable. Yo veo normal que si alguien de Podemos está incurriendo en alguna ilegalidad debe ser consecuente con sus ideas y dimitir si es necesario, pero la indignación del PP y del PSOE por unas clausulas de un contrato de Errejón contrastan demasiado con la mierda que tienen en sus partidos y que tratan constantemente de tapar. Lo suyo parece no indignarles.

Un verdadero demócrata no es aquel que quiere imponer sus ideas a toda costa, de hecho eso es de todo menos democrático. Un verdadero demócrata debe respetar y escuchar las ideas de los demás y no atacar al otro, sino convencer de que las suyas son mejor. ¿cuándo llegará el día en que Pedro Sánchez deje de criticar a Podemos y nos diga cómo pretende gobernar? ¿y cuándo alguien del PP va a dejar de pedir el programa a Pablo Iglesias y convencernos de que el suyo lo van a cumplir, al menos alguna vez?

Anuncios

Un pensamiento en “Podemos también es democrático

  1. Pingback: El ruido y las nueces | Demasiadas palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s